Se esfuman los Tigres

Agencia Reforma | 23:58 hrs.



C

iudad de México— Los Tigres, el segundo equipo con más títulos de la Liga Mexicana de Beisbol, anunció ayer a través de su presidente Carlos Peralta la decisión de separarse del circuito veraniego.

“El equipo está a la venta y será Cuauhtémoc Rodríguez, presidente ejecutivo del club, quien se ocupe de las gestiones necesarias. No se incluirán en la venta el nombre de Tigres y los logotipos que el equipo utilizó durante su permanencia en la LMB”, comunicó Peralta a la Liga.

Creados en 1955, los Tigres ganaron el título en su primera temporada y después conquistaron 11 coronas más, además de convertirse en el gran rival de los Diablos Rojos, con quienes compartieron por 45 años la sede del desaparecido parque del Seguro Social.

Su primer dueño, el ya fallecido Alejo Peralta, fue el directivo más influyente de la Liga Mexicana de Beisbol.

Peralta fue quizá el directivo que más impulsó a los peloteros mexicanos, pero después se negó a negociar con ellos en un conflicto que provocó una huelga y posteriormente la mayor fractura del circuito, en 1980.

Tras la muerte de Peralta en 1997, su hijo Carlos se quedó al frente de los Tigres, pero ante el escaso apoyo del público en la Ciudad de México trasladó la franquicia a Puebla en el 2002 y cinco años después a Quintana Roo. Los Tigres son el equipo que más campeonatos ha obtenido en esta década, con tres, en las temporadas 2011, 2013 y 2015.

 

Buscan alternativas

El equipo Tigres de Quintana Roo reveló que estará buscando alternativas tras pedir su separación de la Liga Mexicana de Beisbol debido a que no está de acuerdo con el tema de los jugadores extranjeros o de ascendencia mexicana pero no nacidos ni desarrollados en México, lo cual evitó que 180 peloteros nacidos y desarrollados en suelo nacional no tuvieran oportunidades.

A través de un comunicado, el equipo bengalí agradece a su afición el apoyo durante su existencia y destacaron que el apoyo a los jóvenes talentos de México tuvo resultados grandiosos en Grandes Ligas como lo fue el caso del serpentinero Fernando Valenzuela.

“Derivado de las profundas diferencias de visión y controversias surgidas en el seno de a asamblea de dueños de equipos de la Liga Mexicana de Beisbol, en donde 7 de los 16 equipos se opusieron a regresar a los estatutos que prevalecieron en nuestra liga hasta la temporada 2015 y que derivaron en privar de la oportunidad de desarrollo profesional a más de 180 jóvenes mexicanos que pasaron por las distintas academias mexicanas con la gran esperanza de hacer una carrera digna como jugadores profesionales, la directiva del Club de Beisbol Tigres de Quintana Roo tomó la difícil de decisión de separarse voluntariamente de la LMB”, se lee en el comunicado.

“Así, a lo largo de las últimas décadas, la Liga Mexicana de Beisbol estableció límites al número de jugadores extranjeros o de ascendencia mexicana no nacidos ni desarrollados en México. Lamentablemente el haber modificado los estatutos en la temporada 2016, provocó que muchos jóvenes mexicanos perdieran espacios y oportunidades para desarrollarse como peloteros, ya que contrataron a más de 180 jugadores extranjeros e hijos de mexicanos no nacidos en México y desarrollados fuera del país”, añadieron en el comunicado.

Tras recordar su apoyo al desarrollo de talento con la creación de la academia en Pastejé, el equipo felino, 12 veces campeón en la LMB, envió un mensaje a su afición y dejó ver que el proyecto podría continuar, aunque no aseguran por ahora nada.

“Sin lugar a dudas el aspecto más difícil y doloroso para la toma de esta decisión para la directiva es el impacto a su leal y entusiasta afición que nos ha apoyados incondicionalmente todos estos años. A toda la afición de Tigres nuestra inmensa gratitud y cariño entrañable”, señalaron.

“Reiteramos nuestro deseo de que por el bien de beisbol mexicano se vuelvan a generar las condiciones para que los jóvenes talentos nacidos en México puedan formarse adecuadamente para competir con éxito. Finalmente, en el espíritu de mitigar los efectos al beisbol profesional mexicano, estamos analizando diversas alternativas que podrían ser dadas a conocer en el futuro cercano”, sentenció el equipo cuyo dueño es el ingeniero Carlos Peralta, que anunció la semana pasada su separación del equipo de LMB a través de una carta.


Tambien te puede interesar