Le pone sabor mexicano

Agencias | 14:01 hrs.



El parador en corto Luis Urías representará la continuidad de la presencia mexicana en el roster de los Chihuahuas de El Paso, que mañana inician la temporada 2018 en la Liga de la Costa del Pacífico en el nivel de Triple-A.

Urías se une a la lista de peloteros aztecas que han pasado por la novena paseña y en los que se cuentan a Juan Pablo Oramas en el 2014, Ramiro Peña en el 2015 y Christian Villanueva en el 2017. El propio Urías tuvo una pequeña participación durante tres juegos con los Chihuahuas en el 2016, en los que logró pegar un batazo de vuelta entera.

“Estoy muy contento de representar a México, se podría decir, ojalá puedan venir a los juegos a vernos y ojalá podamos ganar muchos juegos”, dijo ayer el jugador de 20 años de edad, sobre el diamante del Southwest University Park.

El año pasado, el nativo de Magdalena de Kino, Sonora, jugó en la categoría Doble-A con el equipo de San Antonio Missions en un total de 118 partidos. Tuvo 442 turnos al bat en los que pegó 131 imparables y anotó 77 carreras y al final terminó con un promedio de bateo de .296.

Además, pegó 20 dobles, 4 triples y en tres ocasiones puso la pelota del otro lado de la barda, e impulsó un total de 38 carreras.

Surgido de la organización de los Diablos Rojos del México, Urías cuenta con varias de las herramientas importantes para jugar al beisbol y serán esas las que le den para aportar al equipo paseño en varios aspectos.

“Yo diría que defensa y bateo, tratar de llegar a base para poder anotar muchas carreras. Obviamente la defensa que siempre esté ahí, y ojalá pueda enfocar… hacer buen impacto en correr las bases”, dijo el joven pelotero, que la temporada pasada con San Antonio se embasó en 168 ocasiones.

El año pasado, Villanueva se ganó el cariño de la afición paseña, con acción en 109 partidos, 20 cuadrangulares y promedio de bateo de .296.

En el 2015, Peña fue también uno de los consentidos con 111 partidos, y en 399 turnos al bat terminó con un promedio de .308 y cuatro vuelacercas.

Por su parte, el lanzador zurdo Oramas participó en 23 partidos en la temporada de debut de los Chihua-huas, 21 como inicialista, y terminó con una marca de 7 ganados y 7 perdidos, con un promedio de carreras limpias de 5.61.

Esta temporada, Urías, clasificado como el prospecto número 3 de los Padres de San Diego, buscará ganarse a la afición de los Chihuahuas de ambos lados de la frontera, así como tener en cada partidos las actuaciones que lo impulsen a cumplir otra más de sus metas, llegar al beisbol de las Grandes Ligas.


Tambien te puede interesar