Guerrero del diamante

Sergio Duarte
El Diario de Juárez | 07:37 hrs.



Renuente a quitarse el uniforme y ver los juegos desde el dogout, una filosofía que compartía con sus coequiperos en Indios de Ciudad Juárez, el jardinero central Jorge ‘Alemán’ Pérez encontró en los vendajes y pomadas olorosas el remedio momentáneo a sus lesiones y dolores.

Durante su brillante carrera en la que formó parte de los equipos a cargo de Ricardo ‘Bacatete’ Fernández y Enrique ‘Pelón’ Licón, campeones estatales en 1996 y 2000, Pérez Ortega nunca consideró una lastimadura un obstáculo para ponerse los spikes, tomar el guante y la cachucha y entrar al campo a tratar de sumar victorias y conquistar títulos para la tribu.

“Estar en la banca era algo que realmente a muchos nos ofendía y hacíamos lo necesario, nos vendábamos a veces como momias, nos untábamos de pomadas que hacían oler todo el estadio”, recordó.

Pérez a la larga pagó el precio y su trayectoria en el beisbol -que hoy lo tiene a unos cuantos días de ocupar un lugar en la sala de placas del ‘Nicho de los Inmortales’- tuvo un final anticipado, entre los 34 y 35 años.

“A la mejor, me pude haber atendido mejor, pero no me gustaba estar en la banca. No me gustaba estar lastimado y jamás hubo excusas de no jugar y se me hace que eso representa a mucha gente de mi camada”, afirmó.    

En el 2004, el talentoso jardinero, de frecuentes contactos con la pelota, explosivo con el bat y efectivo con el guante, se rehabilitó tres veces de una lesión en la ingle.

A ella, vinieron problemas en la columna vertebral, rodillas, talones y tobillos que lo llevaron a decir adiós al ‘rey de los deportes’, cuando aún le quedaba una buena cantidad de ‘gasolina en el tanque’.

“Sentí que todavía estaba en un nivel aceptable donde todavía podía desempeñar. Todavía con la fuerza competitiva y muchos ánimos”, expuso.

Ante tales circunstancias, Pérez, ahora de 44 años, optó por abandonar el deporte de sus amores.

“Me pudo mucho. Es triste colgar los spikes, pero hay más cosas en la vida y uno quisiera todavía estar jugando, pero, sí, las lesiones que uno no se atiende, después de los años ya van pesando más”, declaró.

Jorge, quien el año anterior atestiguó la inducción de su hermano Javier al Salón de la Fama del Deportista Juarense, vivirá en carne propia el lunes 20, la emoción de ser un ‘inmortal’.

“Representa muchas cosas, es la culminación de una carrera que fue algo corta, pero es un orgullo, un honor, estar con la gente que realmente representa el salón”, expresó.

Entre ellos, mencionó a los beisbolistas Enrique Licón, Ramón Serna, Sergio Mora, Pablo González, Manuel Martínez Yu, los señores Barrón y su propio hermano Javier.    

“Me da bastante alegría estar con ellos y próximamente espero haya más compañeros de esa camada y de camadas pasadas, alguien como Jaime ‘Frijol’ Mora, que siento que merece estar ahí también y muy agradecido con la gente que votó, con el comité”, expresó.

Con todo y el deseo incumplido de jugar beisbol profesional en Estados Unidos, aunque tuvo oportunidad de firmar en ligas independientes por el sueldo mínimo, resaltó que está satisfecho con todo lo que logró en el terreno de juego durante años.

Sobre todo, lo más valioso para él, por las amistades que forjó gracias al juego de pelota y las lecciones que le dieron.

“Que lo hayan considerado a uno buen compañero de equipo y que diga la gente que aparte de ser un buen pelotero, que le digan a uno que es un buen ser humano, un buen amigo, buen compañero de equipo, eso significa un mundo para mí”, finalizó.

CONÓZCALO

Nombre: Jorge Pérez Ortega

Fecha y lugar nac: 25 noviembre 1972. Cd. Juárez, Chihuahua     

Edad: 44 años

Estatura: 1.75 metros

Peso: 82 kilogramos

Logros: Ingresará al Salón de la Fama del Deportistas Juarense el próximo lunes 20 de noviembre y junto a su hermano Javier conformará una de las cinco parejas de hermanos en el ‘Nicho de los Inmortales’

Campeón estatal con Indios de Ciudad Juárez en 1996, año en el que fue nominado Jugador Más Completo de la justa

Monarca estatal con Indios de Ciudad Juárez en el 2000, torneo en el que logró el título en jonrones

Quinto lugar en el Campeonato Mundial Juvenil, en la Ciudad de México, en 1988


Tambien te puede interesar