Quieto en home

Por: Librado Velo A. | 16:04 hrs.



Se fue como agua el torneo estatal de beisbol en este 2016. Viene la última serie de la temporada regular y todas las series revisten importancia, básicamente unas para definir lugares de cara a los playoffs y otras de vida o muerte: Ahí está el caso de Chihuahua, necesita limpiar a Ojinaga, lo que en el papel luce factible, pero eso pensaban en Parral, Cuauhtémoc y Camargo y los Soles les arrancaron un triunfo. Necesitan pues los Dorados ganar y ganar y esperar un tropiezo de los Rojos de Jiménez en Parral, para definir ya no si habrá juego de comodín para ellos, lo que parece seguro, sino si van a tener que viajar otra vez al “21 de Marzo” para ese juego vital, o si tendrán la ventaja de casa…

Esa serie Jiménez-Parral, va a sacar chispas, aunado a la rivalidad tradicional, está el ingrediente de que quien gane asegura al menos el segundo lugar de su grupo, dependiendo de lo que haga Manzaneros de Cuauhtémoc en su difícil visita a Madera para enfrentar a los peligrosos Venados; hay por supuesto posibilidades de que Parral quede primero en su grupo o con combinación de resultados también los Rojos, aunque se ve más difícil…mientras los Manzaneros que sufrieron un resbalón la semana pasada, ganando la serie en la sierra, asegurarían al menos el segundo sitio…

En el otro pelotón, está más fácil, Delicias solamente necesita una victoria para amarrar el 1er. lugar general (y con ello el pase automático a semifinales, sin importar si pierde su serie del 1er. playoff). Juárez amarra el segundo sitio con una victoria y ya remotamente hasta podría alcanzar el primero con una hipotética limpia precisamente sobre su rival en turno, los Algodoneros (lo que está en chino).

Y finalmente, en Camargo, los Mazorqueros que reciben a los Faraones de NCG, increíblemente todavía aspiran al juego de comodín, para lo que necesitan primeramente barrer a los visitantes y que Madera no limpie a Cuauhtémoc. Esto fue posible, debido al triunfo que sacaron en la frontera los camarguenses y a la barrida que le aplicaron los Algodoneros a los de Paquimé. No está fácil, pero todavía se le mueve una patita a un equipo ya dado por muerto la semana anterior…

NO QUE NO SE PUEDE. En la serie entre Camargo y Juárez, a destacar dos aspectos: Lo agradable y bien jugados que fueron los dos primeros partidos de esa serie y el tiempo en el encuentro del sábado, apenas unos pocos minutos arriba de 3 horas…qué les cuesta, caray… Algo quedó demostrado también, parece que han encontrado Adelaido y su staff de coaches, una rotación abridora mejor (aun cuando Servando falló el viernes) y también quienes y a qué altura deben ser los relevistas…justo a tiempo…

FINALMENTE. Una nota que llamó la atención de quienes somos aficionados al beisbol mexicano de hace al menos 40 años: la muerte del Dr. Alvaro Lebrija, quien fuera propietario de una

franquicia de Liga Mexicana muy exitosa en los 60’s y 70’s, los Charros de Jalisco (después transformados en Alacranes de Durango). El doctor puso la muestra con esa organización, que llevó a Ligas Mayores a peloteros de la talla del extraordinario tercera base Aurelio Rodríguez, Francisco Barrios (malogrado), Jorge Orta, Rudy Hernández, Maximino León, etc. Y claro, con un grupo de buscadores y desarrolladores de talento como Ossie Alvarez, Felipe “Burro” Hernández y nuestro muy recordado Manolo Fortes, Señorones…Descanse en paz esa gran figura del beis mexicano.

Usted tiene la mejor opinión.

Hasta la próxima.


Tambien te puede interesar